Categoría: Balón Intragástrico

La técnica consiste en la introducción de un pequeño balón de silicona deshinchado en la cavidad del estómago a través de la boca.

Una vez en la posición deseada, el balón se infla con suero (500-600 ml.) y un colorante (azul de metileno).

La técnica es realizada por un especialista en aparato digestivo mediante endoscopia digestiva, y tras valorar previamente la viabilidad del estómago.

El tiempo utilizado en la colocación del balón oscila entre 30-35 minutos. No se requiere, por tanto anestesia (es suficiente con sedación) ni cirugía, y el paciente puede abandonar la clínica unas horas después.

El balón permanece en el estómago de 3 a 6 meses, dependiendo del paciente; aunque está hecho de silicona de alta calidad y el paciente recibe antiácidos durante ese periodo, con el tiempo los jugos y las bacterias gástricas pueden debilitarlo y desinflarse.

Una vez transcurrido el tiempo estimado, el balón es retirado mediante el mismo procedimiento por el que fue insertado.