Categoría: Dietas y Técnicas Asociadas

La dieta representa el pilar fundamental del tratamiento de la obesidad.

Teniendo en cuenta que la ganancia de peso se produce por una descompensación entre la ingesta alimentaria y el gasto de energía, con la dieta se intenta lograr un equilibrio energético negativo, lo que se logra con la disminución del aporte calórico.

Para instaurar una pauta dietética adecuada e preciso conocer con anterioridad los hábitos alimentarios del paciente a través de la encuesta alimentaria.

Es importante además conocer la posibles alteraciones en el comportamiento alimentario como la costumbre de picar, apetencia importante por lo dulce, hambre vespertina; deben valorarse muy cuidadosamente la presencia de síntomas que sugieran enfermedades del comportamiento alimentario, como la presencia de vómitos autoinducidos, atracones, etc.

La dietoterapia de la obesidad debe ser un plan alimentario estructurado y equilibrado pero abierto, encaminado a reducir la ingesta energética, disminuir el rendimiento calórico de los alimentos y corregir el patrón de comportamiento alimentario.

La prescripción de una dieta debe acompañarse de una adecuada educación nutricional, impartiendo consejos nutricionales y de estilo de vida saludable, para reforzar las indicaciones de la dieta y facilitar su cumplimiento.