Categoría: Flacidez

La flacidez es una disfunción cutánea propia del envejecimiento natural o acelerado, ligado estructuralmente a una menor producción de colágeno. Los cambios morfológicos que aparecen son consecuencia de profundas alteraciones en los tejidos.

Qué es la Flacidez

Inicialmente se presenta una disminución del metabolismo celular; en consecuencia, la biosíntesis de colágeno y elastina desciende, al igual que la de los mucopolisacáridos de la sustancia fundamental.

El número de fibroblastos desciende y la dermis, al perder su trofismo normal se empobrece y pierde la capacidad de recambio natural. La red de colágeno y elastina es la que sostiene a la epidermis unida a las papilas dérmicas y tejidos subyacentes. El fallo de esta estructura orgánica compleja (elastina, colágeno y sustancia fundamental) deja, en mayor o menor grado desconectada mecánicamente a la epidermis y a la dermis.

La flacidez se asocia al envejecimiento intrínseco o extrínseco (acelerado) y está ligada a cambios morfológicos que son reflejo de la pérdida de vitalidad de los fibroblastos y con ellos del empobrecimiento de la malla cutánea de colágeno y elastina.

Descripción de la Flacidez

Junto con ellos se produce un empobrecimienteo del medio extracelular con aumento y polimerización de los glicosaminglicanos y pérdida del recambio natural.

La lucha contra la flacidez es común a ambos sexos, la mujer tiene más tendencia a sufrirla debido a la especial disposición de sus trabéculas fibrosas en el tejido graso y a que posee en términos generales una dermis sensiblemente más fina que el hombre.

En cualquier caso, se estima que con el paso del los años perdemos un 1% anual de capacidad de renovación de fibras elásticas y colágenas a partir de que concluimos el crecimiento.